« | Inicio | »

Un Extraño en la Familia

Séptima columna en el desaparecido sitio Plazastechadas.cl

Mi familia siempre ha sido pequeña. Mis viejos se separaron incluso antes que yo naciera y con mi papá el primer contacto (como el tema en boca de todos es Spiniak, les rogarí­a no relacionar mi expresión con aquel otro tipo de “contacto”) fue a los 15 años.

A parte de mi mamá está mi abuela, que ahora que está viviendo en mi casa (y a quien dedicaré una columna entera) puedo, lamentablemente, conocer mejor como el demonio que es. Después queda toda mi familia en Israel, mis parientes y el resto: Los cientos de primos en vigésimo octavo grado, que no veo salvo en los matrimonios a los que nunca voy o en los almuerzos a los que nunca asisto. Así­ que, si bien en número mi familia no dista mucho de las “normales”, el hecho de que me relacione con poco, me hace sentir que tengo una familia pequeña.

Es así­ como siempre he tenido una buena relación con las familias de mis amigos más cercanos o con la de mis pololas (por mis entiéndase una a la vez, en distintos perí­odos de tiempo).
Es ahí­ que me di cuenta que cada familia tiene es distinta (descubrí­ la pólvora!!). Algunas son extremadamente patriarcales, otras monoparentales y con caracterí­sticas democráticas… Pero todas, al fin y al cabo, tienen su gracia.
La de uno de mis mejores amigos es así­:
– Papá alemán. Cuando habla, parecen las órdenes de un general en la 2º querra.
– La mamá exhala preocupación por sus hijos
– Los tres hermanos son rubios, blancos y cuál es más idea fija que el otro… imposible saberlo.
En la básica, como era compañero de uno de aquellos hermanos (y que hasta el dí­a de hoy es mi gran amigo) me iba con ellos en su auto. Nunca entendí­ mucho de qué trataban las peleas en Alemañol, pero cuando escuchaba algo como “Rajimbuchen Uri faufen chulfichuf”… Me perseguí­a. Cuando me junto con todos ellos a narrar una historia de rol (“Masterear”, para los entendidos), las peleas siempre se limitan a: “Déjame esa espada a mí­”… “Tú siempre te quedas con todas las cosas buenas”… “Deja de matar los orcos que no son tuyos”… “Abres el portal y te quemo la pieza”.

Con mi otro gran amigo las cosas cambiaban: También se crió sin su viejo. A su mamá y su hermana, se sumaban las visitas a los abuelos. Me encanta esa familia. Los abuelos son un amor, la mamá es DEMASIADO chora (no tomar en el sentido de que saca un cuchillo y te corta la garganta, por favor) y la hermana chica es muy divertida. Igual es algo incómodo, especialmente aquella vez que le enrostraron a José por qué no era más como yo… José se defendió molesto. Incómodo, realmente incómodo.

Con mis pololas no tanta buena experiencia familiar. El papá de la Andrea es un contador con complejo de milico. Ya veí­a que me secuestraba y me hací­a desaparecer si no cumplí­a con su horario de mierda. Aun recuerdo aquella vez en que habí­a acordado llevarla de regreso a las 11:00 y llegué a las 11:10 con ella. “Déjame aquí­ para evitar problemas”, me dijo a dos cuadra de la casa. No la tomé en cuenta, eran solo 10 minutos… El “Capitán contador” estaba en la puerta, con un palo en la mano. Jurarí­a que se escuchaban los cañonazos y disparos de metralleta a mis espaldas mientras corrí­a hacia Pedro de Valdivia.

La familia de Maca fue todo lo contrario. La mamá es vuida, pero de esas mujeres que podrí­an registrar a su nombre la marca “Pan de Dios” y nadie dudarí­a que se refieren a su persona. Dulce, atenta… Además le gusta el cine. Si yo tuviera unos 30 años más la invito a salir, Jajajajajaja. De las 3 hermanas, la que vive en Chile es todo un personaje: Una de cada cuatro palabras que dice es en Inglés, con un marcado acento gringo. Muy educada, muy niña “Bien”… Pero no se guarda nada que piense. Me podrí­a pasar horas hablando (o discutiendo, da igual) con ella.

Y finalmente está mi actual niña. ¿Qué puedo decir que sea medianamente objetivo? Bueno, su papá mide casi 2 mts. Y debe pesar alrededor de 100 Kg. (además de hacer buceo). Por el solo hecho de cuidar mi integridad fí­sica, no le harí­a nada a su hija… Bueno, nada que ella no quiera. Los hermanos, 2 pequeños demonios, son precisamente eso y a la abuela se le nota en los ojos que me quiere.
¿Tienen algo las familias del resto que superen a la mí­a? La verdad es que no. Algunas son más locas, otras más grandes… Pero me atraen porque son distintas.

Al levantarme en la mañana y pelear unos minutos con mi mamá jamás pienso que la cambiarí­a por otra (a mi abuela sí­, pero nuevamente, ese es tema para otra oportunidad), ni a mis tí­as que nunca veo, ni a mis primos que ya están casados y nunca me enteré. Mi familia es única y eso la hace imposible de valorar.

3 comentarios para “Un Extraño en la Familia”

  1. sol Dice:
    8-7-2005 a las 21:43

    kien eres

  2. sol Dice:
    8-7-2005 a las 21:44

    kiero respuestas

  3. Nadia..(Gaby) Dice:
    10-10-2005 a las 20:46

    Menos mal que no todas las familias son iguales, sino no habria donde ir cuando uno quiere escaparse de la propia…no tengo quejas de mi familia, la directa (la de la casa)es buena, no la cambiaria..madre y padre sicólgos, pero no andan analizandonos sólo hacen de padres, hermanos 4 en total: uno mayor, bastante relajado en su modo de vida, cosa que me desepera un poco. yo…otro hermano y una hermana chica, con la que peleo casi todos los dí­as (tiene 15 años, no se si eso sirve como explicación, pero deberia)….El resto de la familia esta formado por el lado materno son muchos primos y tias(os, pero no nos vemos mucho y eso me agrada, no soy de las personas que son felices sabiendo cada cosa que hace el resto de los parientes….
    y de las otras familias..me va bien con las familias ajenas, pero no viviria con ellas…
    Lo siento mucho por lo largos y egocentricos que son mis comentarios, pero asi soy yo..un ser muy egocentrico, sin llegar a ser odiosa por ello…
    saludos!

Comentarios

Sobre mi vida, experiencias, amigos y el cine | Uri.cl.Algunos derechos reservados.