« | Inicio | »

Cagar en Cuba

Decimoquinta columna en el desaparecido sitio Plazastechadas.cl

Cagar en Cuba.jpgEn un viaje de 30 dí­as ocurren suficientes anécdotas (o al menos a mí­) como para escribir 10 columnas. Sin embargo, dejando de lado al travesti que me coqueteaba afanosamente mientras me tomaba una cerveza a orillas de Malecón con Viena, mi novia hace 7 meses, o cómo ingresé a Chile con 8 de los 10 productos prohibidos por aduana (incluyendo la raí­z de un tubérculo como la papa al interior de mis calzoncillos y 5 cáctus en un tubo de pasta de dientes) faltándome sólo semen y animales para completar la lista de artí­culos no permitidos; lejos lo que más se me viene a la mente en este momento es lo titánico que fue, y perdónenme la expresión, cagar en Cuba. En la isla, debido a los costos monetarios de reparar un inodoro, el 80% tiene la cadena de descargue inoperante. Es decir, para poder vaciar, es necesario llenar un balde con agua y echarlo directamente al interior de la taza.

Al momento de pisar tierra y después de 9 hrs. de viaje, conocer a la familia de Viena (sólo conocí­a al papá, que vive en Chile) y disfrutar de una Viva Cubacomida de bienvenida, mi necesidad primordial fue el trono o water, como lo dicen algunos. Allí­ se me enseñó a descargar con el cubo de agua, lo que no es muy difí­cil y se me dejó “solo”, para hacer lo mí­o. Y digo “solo”, entre “comillas”, porque el famoso baño tení­a 3 puertas, de las cuales sólo una se podí­a cerrar, las otras quedaban peligrosamente juntas. Cada una de esas puertas daba a un lugar distinto de la casa y, cuando hay 6 personas que no conoces hace más de 5 minutos dando vueltas por el lugar, te encuentras sentado pantalones abajo y tienes 3 posibles entradas alrededor tuyo (de las cuales 2 están semiabiertas)… Es difí­cil concentrarse. Durante dos dí­as me contuve de ir al baño, hasta que una vez agarrado confianza me bastaba con gritar antes de entrar: “Voy a Chicago!!” y me quedaba tranquilo de que nadie entrarí­a a sorprenderme de un momento a otro. Pero eso no era todo. En Cuba, debido a la antigí¼edad en las Cubanocañerí­as de muchas casas, está ESTRICTAMENTE prohibido arrojar los papeles al retrete, so pena de tener que limpiar el aluvión de mierda que inundarí­a el paí­s. La primera vez fue fácil recordarlo, pero el reflejo casi incondicionado que se adquiere tras 21 años o más de 7.500 visitas al señor de plástica sonrisa, me obligó, al dí­a siguiente de haber llegado, a hacer exactamente lo que no debí­a. Entré en pánico por unos instantes al ver que el primer balde de agua no sólo no se habí­a ido, sino que tení­a a punto de rebalsar el sanitario. Intenté agregarle otro y otro balde, pero eso sólo empeoró las cosas. Busqué desesperadamente un zopapo, pero no encontré uno. Me aventuré fuera del baño, sin que nadie me viera en busca de uno, con la mala suerte de que al momento de encontrarlo, la mamá de Viena me dice: “¿Ah, tuviste problemas con el baño? Yo te ayudo!”. Y quitándome la bomba, como le llaman ellos, hizo caso omiso de mis “No, por favor, yo lo arreglo… No es nada” para dirigirse rauda al baño a arreglar… La cagada.

Dos semanas después yo era todo un cubano, pero que dice “chucha” en vez de “coño” cuando se quema. Ya habí­a aprendido a removerle las astillas al papel higiénico de fabricación nacional antes de usarlo (broma) y a pedir los mojitos “duros”, para que no me cagaran con el ron. Estábamos invitados a comer en casa de un amigo de Greta, la hermana de mi polola, quien nos habí­a preparado algo especial dedicado al invitado, o sea yo. Indudablemente comí­ mucho (la cocina cubana es, para mi gusto, excelente) y después del postre, la conversación que lo acompaña y el café bien cargado, pedí­ unos minutos el baño. Como todo un experto cargué el balde de antemano y fui a hacer mis deberes. Una vez dentro y con los pantalones abajo me encontré con la extraña sorpresa de que Bummy, el perro de la casa, estaba contemplándome. No me compliqué mucho y lo saqué. Mientras estaba sentado vi a mi derecha un Granma, el periódico oficial del partido comunista y, como aquel dí­a me lo habí­a perdido por la mañana, lo revisé un rato. De un segundo a otro y casi por arte de magia, algo muy pequeño, pero con gran fuerza cayó sobre mi brazo. Miré y WC Suciome encontré con un puntito negro. “Que raro”, me dije, “jurarí­a que eso es una pulga”. Casi al instante me di cuenta que no era necesario jurar nada, ese perro maldito habí­a soltado sus parásitos que ahora disfrutaban de una plácida estadí­a sobre mi piel. Levanté mi mano izquierda para sacudí­rmelo cuando la maldita… SALTA A MI CALZONCILLO!!… Y ÉSTE ERA NEGRO!!!. Vanos fueron los esfuerzos por encontrarla, pero no era nada tan terrible, me dije. Cuando terminé (aun riéndome hacia adentro al acordarme de la pulga), no pude dar con el papel higiénico. Pero bueno, a falta de “Confort” cubano, buenos son los diarios; así­ que le di un mejor uso a la sección de deportes. Pero alto: “¿Dónde cresta boto esto, si no se puede arrojar al inodoro, pero NO HAY PAPELERO?”. Busqué por varios minutos y no hallé nada, por lo que lo más lógico para mí­ fue pensar en que aquella casa tení­a cañerí­as nuevas y que allí­ sí­ lo lanzaban al “water”. CRASO, craso error. Uno, dos, tres cubos de agua y nada, no se iba. Tomé el zopapo que si era guardado en el baño y comencé con mi labor. Un, dos, tres… Un, dos, tres… Y, de pronto, saco el palo solo. La goma se habí­a salido, quedando agarrada en algún lugar de esa laguna, cuyo color no describiré. MIERDA!!!, era lo único que pensaba. “¿Quién chucha me mandó a cagar aquí­?”. Sólo 15 minutos después habí­a logrado insertar a ciegas la bomba nuevamente en la vara de madera. Uno, dos, tres… Uno, dos, tres… Uno, dos SPLASH!! UN CHORRO DE AGUA A PRESIÓN SALE DIRECTAMENTE DESDE LA TASA A UNA VELOCIDAD INDESCRIPTIBLE Y ME DA EN LOS OJOS, DEJíNDOME CIEGO. Y allí­, mientras intentaba dar con el lavamanos a ojos cerrados, cara húmeda y maloliente, chocando con las paredes de un baño que no conocí­a, gritando garabatos incomprensibles para la gente que, probablemente, en esos momentos se miraba atónita en el comedor preguntándose qué me pasaba… Allí­, allí­ mismo logré dar con el lavabo, enjuagarme la cara, secarme con la primera toalla que di, y salir sudado y con un rostro monstruoso disimulando la comezón en el culo que me provocaba la pulga. “¿Le pasa algo mi osito?”, me preguntó Viena; “Nada, simplemente me demoré con la sección de deportes”.

30 comentarios para “Cagar en Cuba”

  1. ViB Dice:
    5-7-2005 a las 22:17

    Hola Uri,
    fijate que soy cubano y vivo en Chile hace ya 15 años. Con el tiempo a uno se le van olvidando ciertas cosas, ciertos hábitos y ciertas realidades. yo, por regla general, voy a Cuba cada dos años y ni te explico el sufrimiento (bueno, algo de esos puedo leer en tu post) que significar ir a cagar como Dios manda en Cuba. La última vez hasta me pillé hemorroides porque el cabrón papel del diario Granma estaba más duro que turrón de a peso! Ahora uno se puede reir. En su momento es bien dramático.
    Saludos

  2. La.Palabrera Dice:
    7-7-2005 a las 19:52

    Habí­a una vez un sitio llamado “Plazas Techadas”…
    La primera vez que leí­ “El diablo es mi copiloto” fue en esa web. Era una columna dedicada al ego, no lo recuerdo bien (Sufro de lagunas mentales). El punto es que era una fiel seguidora de ese espacio que -dejemosnos de cosas- no es más que “un producto de la mente ociosa”, como dice sony. Y bueno, cuando desaparecio el sitio pensé que nunca volverí­a a leer E.D.E.M.C., me equivoqué.
    Pero, Uri, ¿Por qué las mismas columnas? ¿Tanta paja te da escribir una vez a la semana? ¿Por qué cerraron Plazas Techadas? ¿Viena está “apitutada”? ¿Es verdad todo lo que escribes?, me cuesta creer que en Cuba, un paí­s donde “todo” es gratis, no tengan un puto alcantarillado, ¿En qué está Fidel? o acaso ¿él tiene un water de oro?… Dios, tantas interrogantes…

  3. La.Palabrera Dice:
    7-7-2005 a las 20:00

    Con “alcantarillado”, quiero decir un “buen alcantarillado”…

  4. Uri Dice:
    7-7-2005 a las 20:12

    “Estimada” “Palabrera” (las comillas en el “Estimada” no son casuales… ni intencionales… no son nada):

    Tantas preguntas y tan poco tiempo para responderlas. ¿Hagamos un trato? Visí­teme en 5 dí­as y se encontrará con mi respuesta OFICIAL en la sección “Respondemos”.

    PD: No tengo idea de si Fidel cagará en WC de oro, pero le aseguro que yo no me conformo con tirar la cadena.

  5. Bleu Dice:
    12-7-2005 a las 19:23

    Acabo de ver el “aviso legal” y por allí­ ese “todo lo que se escribe aquí­ es FICCIí“N”!!!…Uri, uri, uri…me parece haber leí­do en más de una oportunidad, y en respuesta a “supuestos” e-mails, que “LO QUE ESCRIBO ES VERDAD Y ME HA PASADO”, ¿¿¿En qué quedamos?? =S

    P.D: Estoy empezando a creer que eres un mitomano en potecia…

  6. Bleu Dice:
    12-7-2005 a las 19:24

    …quise decir “potencia”.

  7. Uri Dice:
    12-7-2005 a las 19:28

    Bleu: Es un “Aviso Legal”… vamos, hasta un niño entiende el objetivo.

  8. Marijo Dice:
    14-7-2005 a las 21:29

    Solo decir… que me cagué de la risa con tu historia!!!
    Sin lugar a dudas un a inolvidable experiencia.

  9. Tamara Dice:
    2-8-2005 a las 16:48

    Una columna entretenida apesar de todo, pero en fin son cosas que ocurren y que nos pueden ocurrir a acualquiera…

  10. Uri Dice:
    3-8-2005 a las 16:15

    ¿A pesar de todo?

  11. Lobo Dice:
    5-8-2005 a las 11:40

    Excelente tu articulo,…bien contada tu aventura.

  12. Sombra Dice:
    23-10-2005 a las 13:38

    Excelente Uri… me cagué de la risa…

    Es que en Junio estuve 20 dí­as en La Habana para ir a ver a mi novia que es de allá… y es la pura verdad cumpa, Cuba no es otro paí­s, es otro planeta… ojalá que el chanta de Castro alguna vez se de cuenta que tiene a su gente inmerso en la mierda…

    Muy buena, y otra cosa… a los que no les gusta que busquen otro sitio o escriban cosas ellos, así­ de fácil… que no falte el cuatico….

    Sombra

  13. Clow Dice:
    22-12-2005 a las 14:55

    El que menos va al toilet con ganas de relajarse, de pensar, de crear..(la hora creativa). Les cuento una anecdota familiar: de niño recuerdo que rompieron unas tuberias frente a mi casa, salieron ratas y se metieron por mi cochera. Estuvimos como 1 mes atrincherados por una familia de ratas!y un dia mi papa entro al baño y la maldita salio por el retrete..se imaginan ese cuadro?? ah, tambien vean “mi novia polly”, para mayor referencia..

  14. pailus Dice:
    28-8-2006 a las 13:31

    no frecuentaba mucho ningún sitio web(la verdad es que no tengo ni pc en mi casa),hasta que conosi esta pagina…uri me diste una nueva adicción!! ahora no hay lugar en que no pida un pc para revisar alguna historia tuya.. en fin.

  15. Verdenuevo Dice:
    12-12-2006 a las 10:18

    Ja, ja! muy bueno!!! acabo de volver de Cuba y me pasaba exactamente lo mismo con la cadena/bomba. Pero lo de cagar con tres puertas semiabiertas estuvo genial!
    Lo de pasar con productos prohibidos!!! sos mi í­dolo. Me gustarí­a que entre varios completáramos las 100 maneras de matar a una azafata/piloto sin un cuchillo, ni un alicate, ni ninguna de esas estupideces que te prohiben llevar.
    Por ejemplo: ahorcándola con una cuerda de guitarra. Hay muchos mas!

  16. Uri Dice:
    12-12-2006 a las 17:10

    Estimado “Verdenuevo”:

    Que bueno que hayas podido visitar Cuba. Cuando eres turista (supongo que en esa calidad fuiste), puedes disfrutar de las maravillas que para el pueblo son imposibles (nota: el pueblo no incluye a los miembros del gobierno).

    Sobre las 100 maneras de matar una azafata/piloto, podemos agregar la siguiente: golpeada con uno de los adornos de plata y lapislázuli que venden en el duty free de Chile (algunos pesan más de 4 kilos y tienen forma de hacha).

  17. G. Verdenuevo Dice:
    27-1-2007 a las 23:13

    Uuuuufffffffff!!!!!
    En el avión de vuelta para Argentina conocí­ una cubana y me enamoré! y yo que viajé a Cuba para ver si lo que habí­a compuesto en mi canción Cuba Libre era verdadero o falso…
    y en la última estrofa le cantaba a una cubana (que no conocí­a todaví­a). Bueno, ahora la conozco. Que fuerte! me gustarí­a que pudieras leer la letra del tema (todavia no subí­ la música de ese tema al blog)http://www.lacoctelera.com/verdenuevo/post/2006/10/17/cuba-libre#c1625660
    un abrazo,
    G.

  18. Uri Dice:
    29-1-2007 a las 13:06

    Leí­ la letra, pero quedé con gusto a poco, ya que serí­a mejor escuchar el tema. Cuando subas el MP3, me avisas.

  19. Sleeper Dice:
    13-8-2008 a las 8:09

    Buení­simo, lo que me he reí­do.
    Estuve en septiembre del año pasado en Cuba, visitando a mi novia, y sufrí­ cosas parecidas. Atasqué el inodoro y monté un pollo con el desatascador aquel, que por supuesto no guardaban en el aseo. Y digo “aseo” por llamarlo de alguna manera, porque se trataba de un inodoro, ducha, y lavabo, todo junto en un rincón de un dormitorio, separado de este por una simple cortina, con lo que siempre esperaba a que mi novia estuviera fuera distraí­da, para entrar raudo y veloz a usar el inodoro (me negaba a visitar al señor Roca -en España lo decimos así­- con mi novia en la misma habitación).
    Lo de Cuba, totalmente surrealista… Me faltó arrodillarme y besar el suelo al pisar de nuevo Madrid. Nunca sabemos lo afortunados que somos hasta que vivimos en persona esas situaciones…

  20. Jorge Dice:
    3-9-2008 a las 13:32

    acabo de leer tu anecdota y, aunque no he viajado a cuba, ahora se que tendre que llevar mi baño disal (baño portatil) haya para poder cagar tranquilo ja ja.

    saludos desde mi adorable Perú y excelente la anecdota.

  21. viviangelus Dice:
    9-9-2008 a las 16:08

    uy q mala suerte , me imagino q la infeccion en los ojos no te la quitaste despues d un buen tiempo.

  22. Uri Dice:
    29-9-2008 a las 19:53

    Jorge: mhh…. si alguien me hubiese dado esa idea, te juro que lo hago.

    Viviangelus: Jajajajajaajja. No quiero pensar en eso.

  23. Alexis Mata Dice:
    6-11-2008 a las 23:55

    Mi esposa nunca me han contado que en Cuba suceden esas cosas con el retrete. Claro, ella vive en costa rica a todo dar, y se queja de este maldito paí­s que yo amo. Para ella Cuba es mejor que costa rica, yo me quedo callado, pero cuando leo todas estas anécdotas de ustedes, de verdad que está fuera de onda. Además ella es blanca, y creo que aun hay mucho racismo por allá.
    Aun así­ la amo, tranquilos….pero se le suben los humos

  24. Alexis Mata Dice:
    7-11-2008 a las 0:00

    Ah ,,,amigos, tengo serios problemas matrimoniales con ella, es para mí­ muy conflictivo llegar a equilibrar nuestra relación matrimonial.
    Yo tengo 52 años y ella 30, ambos somos profesionales.. Ella estudió en Cuba y yo en Costa Rica, ella farmacéutica y yo ingeniero. Ella acostumbrada a tener personal de servidumbre como familias ricas y yo normal, por aquí­ en esta tierra. Celosa coma una loca. y yo fiel y seguro a ella. Pero ella con una desconfianza fatal. Además gasta demasiada dinero, peor una consumista capitalistas. Creo que me divorciaré……consejos por favor.
    alexis

  25. robe Dice:
    2-12-2008 a las 18:15

    ja cagar en cuba es lo que me paso a mi, saliendo en una guagua de la habana pa las villas me empesaron unos retorcijones de barriga que me moria, y le dije al conductor que si no para la guagua me cago aki mismo, cuando al conductor no le quedo otro remedio parí² la guagua y cogi potrero a dentro y los de la guagua me gritaban cagooon, y yo pasando verguenza pero muy sabroso cagando atras de un matojo,ESO SI ES CAGAR EN CUBA Y LIMPIARSE EL CULO CON PERIODICO, JAJAJAJA

  26. cristian Dice:
    27-4-2011 a las 18:51

    saludos, googleando llegué a esta pagina en la que encuentro este notable texto que según leo por ahí­ estaba en la mí­tica pagina de plazastechadas… si es que las casualidades actúan a mi favor, no tendrí­as por ahí­ algun escrito de la seccion Memorias de un Perno… o un contacto que pudiese tener acceso a ellas?… estarí­a muy agradecido por tu ayuda, saludos!

  27. Rolando Dice:
    9-6-2011 a las 1:19

    Hola:

    vi que alguien llamado Cristian solicitaba algunas columanas de una antigua web llamada http://www.plazastechadas.cl especificamente de la sección, “Memorias de un perno”… bueno si es Cristian te cuento que tengo algo de material.
    Mi correo es [email protected]

    Un abrazo y espero sirba

    Rolando Alarcón S.
    Publicista y Gestor Cultural

  28. Xime Dice:
    13-7-2011 a las 1:22

    Hola! Buscando buscando encontré esta page… increí­ble!! Mis ultimas vacaciones me dedique a recorrer cuba en casas particulares y que importante se hace una buena taza de baño!!— Desde el primer dia me acostumbre (a la fuerza) a entrar en baños sin puertas, water sin cadenas ni agua, duchas sin cortinas… Pero lo comido, lo bailado y lo conocido no me lo quita nadie!! Ahora estamos de novios con un trinitano y pronto les aviso de nuestra casa de alojamiento en Cuba!! Besos, y gracias por hacerme reir un rato.

  29. 100%CUBANO Dice:
    17-7-2015 a las 18:09

    Jajajajajajajajajajajajajajaj yo soy cubano y cuando viví­a en cuba nunca atasque el inodoro lo que dices es cierto que esta prohibido tirar los papaeles a la taza del baño ya que los sistemas de alcantarillado son viejisimos y las tazas de baño no resisten tanta mierda con Papel junta jajajajajajaja me re cague de risa con lo que dijiste, actualmente vivo en venezuela

  30. 100%CUBANO Dice:
    17-7-2015 a las 18:13

    Consejos para el que quiera viajar a cuba NUNCA TIREN EL PAPEL DENTRO DE LA TAZA DE BAí‘O

Comentarios

Sobre mi vida, experiencias, amigos y el cine | Uri.cl.Algunos derechos reservados.