« | Inicio | »

A Medias

Decimoprimera columna en el desaparecido sitio Plazastechadas.cl

Es curioso. Tengo una carpeta en mi escritorio de Windows con las entregas de esta columna que nunca han visto la luz de la red. Aun más, en varias oportunidades he tenido que borrar su contenido, porque se acumulaban muchos archivos. Simplemente son textos que comienzo a escribir y, al llegar a veces a la mitad, otras en el primer párrafo, me aburro y lo cierro para comenzar otro. Eso me hace pensar que muchas veces, y no sólo en este sitio Web, dejo las cosas a medias. Es parte de mi personalidad y, probablemente, el elemento de la misma que más me desagrada.

Karate TOPCuando chico (que duro es decir eso, me siento un viejo de 21) fueron los Scouts; los 5 o 6 profesores de Karate y hasta Tae Kwon Do; clases de guitarra; el Basketball; clases de historia con un tí­o fanático de ésta. Después vino el preuniversitario (pagué un año y fui 3 meses) y nuevamente el Karate. Luego la primera ayudantí­a que conseguí­, un grupo de interés de la universidad y algunas otras cosas más que engrosarí­a mucho este inventariado de fracasos auto-provocados. TODAS y cada una de esas actividades fueron empezadas con gran ahí­nco y entusiasmo… Hasta que las dejé a medias. Incluso, si no pongo orden a mi vida, mi carrera universitaria podrí­a sumarse a la lista negra.

El único profesor de Karate con el que logré estar más de 8 meses seguidos (siempre me retiraba después de un tiempo). Era un chileno-alemán que hací­a clases en un gimnasio cercano a mi casa. El tipo tení­a como 23 años, hací­a pesas, llegaba en su moto siempre tarde a clases (vaya ejemplo de marcialidad) y, al parecer, se comí­a a la hija de la administradora, fantasí­a que todos sus alumnos tení­amos, por supuesto. Algo tení­a el Sensei Francisco, quizá lo seguí­amos porque era simpático (su poca experiencia no lo hací­an el mejor profesor del mundo, pero sí­ el más entusiasta) o tal vez porque nos daba risa su mal acento gringo. Sí­, es que el estilo era Kempo americano y las técnicas tení­an nombres en Inglés: “Vamos a practicar la Jorsé Esten”. “Qué!!!!!!???”, se escuchaba al uní­sono. Se referí­a a la Horse Stance o Postura del Caballo. Cuando lo echaron como por cuarta vez del gimnasio ni su pituto tan cercano a la administración lo salvó, así­ que no vi otra alternativa que buscar un nuevo maestro. Así­ pasé por cuanta tropa de bastardos mal nacidos (se los dirí­a a la cara, pero no los tengo cerca…) existe. El primero enseñaba Tae Kwon Do. A la primera clase, como me vio alto, me puso a pelear con una bestia sedienta por hacer sufrir a un cabro chico, de cinturón bastante más colorido que mi deslavado amarillo de aquel entonces. Lo peor no fue eso (le habrí­a pateado los genitales y luego un magueri en la nariz de haber podido), sino que me obligó a PARAR las patadas que la mole me arrojaba, utilizando una técnica extrañí­sima que se parece al movimiento que uno hace en la mañana cuando el desodorante en spray está muy frí­o. En resumen: Me fracturó la mano a la primera clase.

Otro sicópata, bastante conocido y con uno de los dojos más grandes de Chile (no he dicho su nombre, no hay difamación) realizaba siempre la misma pregunta en sus clases: “A ver Juan (por decir un nombre), si a un karateca le cuesta más una patada con la pierna izquierda que con la derecha: ¿Con cuál debe practicar más?”. El problema no está en la pregunta, que incluso puede ser muy buena (obviamente que con aquella que le presente la mayor dificultad pues, como todo en la vida, para progresar hay que desarrollar aquello en lo que somos más débiles y no en lo que somos más fuertes) , sino en que la realizaba 5 o 6 veces por clase. Claro, le cambiaba el nombre. Si la primera del dí­a era una patada lateral o Karate para locosMaguashi Gueri (japoneses: no me odien, no sé cómo se escribe) la segunda era un codazo. Todos respondí­an bien, el profesor quedaba feliz y colorí­n colorado. El problema era que nunca me preguntaba a mí­ pues alguna bronca me tení­a que hasta el dí­a de hoy desconozco. Dos meses pasaron y llegó el dí­a en que no le quedaba otra alternativa que preguntarme. Nos habí­a torturado con vehemencia (bueno, a los 12 años 2.000 abdominales son una tortura… Me replanteo: Son una tortura a cualquier edad). “A ver Uri, si a un karateca le cuesta más una patada con la pierna izquierda que con la derecha: ¿Con cuál debe practicar más?”. No sé si fue producto de la fatiga que dejó de llegarme oxí­geno al cerebro y dije: “Con la derecha, así­ será un mal karateca, pero no le dolerán los abdominales 3 dí­as”. Ok, ok, no fue ni una buena ni una respetuosa respuesta, pero a partir de ese dí­a cada vez que necesitaba un alumno para demostrar la efectividad de una llave… Adivinaron, el elegido era yo. Les aseguro que volar 3 metros por sobre los hombros del profesor para aterrizar de trasero en una colchoneta de 5 cms. De grueso NO es muy motivante.

Bueno, ¿A qué voy con toda esta patraña infanto-traumatizada? Si bien he sabido arrancar cuando la situación lo amerita, aun no logro hacer lo contrario: Quedarme cuando es necesario. Quizá digo “sí­” sin pensar, quizá a veces no soy un tipo realmente esforzado o tal vez simplemente soy un mamón. No sé, no tengo mucho tiempo para superarlo… Ya no son clases de guitarra o Scouts, sino algo bastante más importante e irreversible: Parte de mi futuro.

Deséenme suerte.

Uri M.

Crí­ticas, insultos, felicitaciones, comentarios: más abajo.

11 comentarios para “A Medias”

  1. ¨L!Lo Dice:
    15-6-2005 a las 1:44

    No c como llegue a leer esto, s raro y por cierto no eres l uniko. Siempre comienzo cosas y nunk las termino x mas simple q sea n fin, ni sikiera c x q escribo y lo mas probable s q ni respondas…

  2. ¨L!Lo Dice:
    15-6-2005 a las 1:45

    No c como llegue a leer esto, s raro y por cierto no eres l uniko. Siempre comienzo cosas y nunk las termino x mas simple q sea n fin, ni sikiera c x q escribo y lo mas probable s q ni respondas…

  3. Tamara Dice:
    10-10-2005 a las 13:34

    Ami tambien me ocurre lo mismo, debe ser falta de motivacion o que se yo…pero creanme que no es bueno.

    P.D.L!Lo no te preocupes Uri podra dejar todo a medias pero responde los comentarios(Bueno al menos a mi).

  4. pailus Dice:
    11-9-2006 a las 16:19

    Acabo de decidir que a mi hermano chico no lo meto ni cag..do a clases de karate, jja , serán mas seguras las clases de guitarra?? o el profe la tb le terminara eginsando la mano? en fin..
    Para variar buena columna uri.

  5. pailus Dice:
    11-9-2006 a las 16:27

    ha! y uri..faltan mas columnas po! y cuando se viene una nueva????

  6. Uri Dice:
    11-9-2006 a las 16:47

    Pailus:

    Pronto y, esta vez, es en serio. (cha chaaaan!)

  7. pailus Dice:
    20-10-2006 a las 11:59

    mmmmmm …cuanto a pasado ya??? no, mal , que chanta uri, no te creo a ya. en fin aios

  8. fabricio Dice:
    15-5-2007 a las 20:45

    chew sos un gil y como vos esta lleno haci que ponete las pila y termina las cosas que empesas.espero tu respuesta

  9. Bashete Dice:
    9-7-2007 a las 18:58

    Sinceramente, suerte. Y dosifica el carburante…

    Coño. La entrada es del 2005.Espero que te haya ido bien!

  10. livercake Dice:
    19-10-2008 a las 2:43

    davinci inventó el submarino, el paracaí­das, la bicicleta, y el helicóptero.

    pero nunca los terminó!

    terminó otras cosas… que sí­ eran buenas y llegaron solas.

    don’t stress it uri. la vida es como una ensalada en que si picoteas mucho, no importa, porque todo estaba rico.

    igual, no me tomes much seriously,
    love from melmac.

  11. Uri Dice:
    19-10-2008 a las 11:20

    Thanks Livercake! Tan buena onda como siempre.

Comentarios

Sobre mi vida, experiencias, amigos y el cine | Uri.cl.Algunos derechos reservados.